Frecuentemente nos llega la consulta por parte de muchos aficionados a la Alta Fidelidad, de si deberían escoger un amplificador de audio tipo Vintage o bien comprar uno que esté en catálogo actualmente, o como mucho, recientemente descatalogado.

Vayamos por partes…

Se conoce como amplificadores vintage fundamentalmente aquellos que se fabricaron en las décadas de los 70´s y hasta mediados de los 80´s. Su estética es realmente bella y como veremos, sus cualidades constructivas son habitualmente excelentes. 

Yendo al grano, desde nuestro punto de vista (qué vamos a decir nosotros, claro :)) y para el mismo rango de precio en el mercado actual, merece la pena, sin duda, apostar por la búsqueda de un buen amplificador vintage, por supuesto asegurándonos de que se encuentre en buen estado. ¿Los motivos? Te explicamos los más importantes a continuación.

¿Por qué elegir un amplificador Vintage?

1) La circuitería discreta.- Este concepto supone que en su fabricación solo se han utilizado componentes de dicha categoría, por lo tanto nunca tendrán Circuitos integrados (IC) ni microchips. Mucha gente se preguntará…¿pero más moderno tecnológicamente no es mejor? y la respuesta es: hasta ciertos niveles de precio-gama NO. El sonido que proporcionan los diseños clásicos con simples condensadores, resistencias y semiconductores es más cálido, más natural, más dulce, más tridimensional, menos «procesado», en definitiva, te llega y conectas mejor con él. Te transmite y te hace sentir más.

Insistimos en que hablamos comparando hasta un nivel de precios. Ejemplo: bastantes amplificadores de consumo-fórmula actuales de cualquier marca japonesa de hasta los aproximadamente 600 euros  emitirán un sonido más «procesado» y coloreado, menos natural (te parecerá que hay un «velo» en algunos rangos de frecuencias), menos holográfico y con menos realismo tímbrico que otro de la misma marca del año 1977 (por ejemplo) y que puedas comprar al mismo precio (o incluso más barato) en el mercado de segunda mano en buen estado. Tenemos que pensar, que aunque ahora cuestan «lo mismo», en su año de fabricación el Vintage costó muchísimo más (descontemos la inflación y la devaluación por su uso), por lo que su calidad original de partida es mucho mayor. 

Si subimos de nivel, y sobre todo en marcas audiófilas (que fabrican exclusivamente HiFi), es posible que la comparación se pueda ir equilibrando. Ejemplo: un amplificador Musical fidelity de 1.300 euros actual casi seguro que ya sonará excelentemente (al igual que un Musical Fidelity Vintage del mismo precio, aunque nosotros, por diversos motivos, seguramente prefiramos este último)

Excepción: es posible «toparse» con modelos actuales comerciales que suenan bastante bien, incluso en rangos de hasta unos 400 euros. Además, algunas marcas nunca han decidido salirse de la fabricación con circuitería discreta (Harman Kardon) y otras han vuelto a dicha fórmula tras comprobar definitivamente sus virtudes para el audio (Yamaha, algunos Pioneer, Akai en los años 90´s etc.).

¿Más moderno tecnológicamente no es mejor? Hasta ciertos niveles de precio-gama NO. El sonido que proporcionan los diseños clásicos con simples condensadores, resistencias y semiconductores es más cálido, más natural, más dulce, más tridimensional, menos «procesado», en definitiva, te llega y conectas mejor con él. Te transmite y te hace sentir más.

Hifilia

2) Sus excelentes Previos de Phono.- Si estás leyendo esta entrada seguramente seas un amante del vinilo ¡Todos amamos el vinilo! Pues bien, (casi) todos los amplificadores vintage tendrán una excelente entrada de Previo de giradiscos dedicada (la entrada Phono) que superará con creces a la de los amplificadores actuales del mismo precio e incluso a muchos de los preamplificadores independientes actuales. No solo lo decimos nosotros; conocemos a más de un coleccionista de vinilos (con más de 2.000 ejemplares) que por nada del mundo sustituirían sus Marantz, Sansui o MacIntosh vintage, ¡ni por modelos actuales de 10.000 euros!

Además, muchas de aquellas viejas glorias te ofrecerán la posibilidad de conectar 2 tocadiscos (phono 1 y phono 2) e incluso conectar un plato con cápsula MM (moving magnet) o bien con cápsula MC (moving coil), lo que los hace más versátiles. 

En este apartado hay que indicar que también nos será de ayuda para escuchar vinilos, sobre todo a partir de volúmenes medios, el botón LOW FILTER que muchos de ellos incorporan. Este filtro suprime un ruido subgrave (< 30 Hertz aprox.) que se escucha al repoducir vinilos a volúmenes medios y altos, con lo que se consigue un sonido algo más limpio.

Hagamos un inciso sobre el concepto «mejor sonido». Muchas veces nos preguntan sobre si tal o cual amplificador «suena mejor» que otro. Y éste es un asunto complejo, ya que no nos gusta hablar en términos absolutos de «mejor sonido», puesto que es algo muy subjetivo. Hay personas que valoran más la calidez, otras la dulzura, muchas el «microdetalle» o la exactitud tímbrica, los más exigentes y expertos la escena sonora, la reproducción de la atmósfera, el timing, la atenuación de las notas, etc.  De modo que p. ej., un amplificador que encante a una persona por su dulzura es posible que no sea el favorito de alguien que busque una dinámica con gran «pegada» (aunque en algunos diseños se puedan conseguir ambas virtudes).

No obstante, vamos a dejar de ser tan analíticos por un momento, y podemos afirmar con seguridad, que existen amplificadores (tanto vintage como no) que «suenan bien» para el 80%-90% de los aficionados. Esto sucede porque en definitiva su equilibrio y virtudes conjuntas hacen que, aunque haya algunas preferencias musicales absolutas en ciertas personas (p. ej. música electrónica; también he conocido a quien solo escucha ópera, etc.), a la gran mayoría le parezca que casi todo «suena bastante bien» a través de él.

Conclusión: nuestra experiencia (humildemente damos el dato de que hemos escuchado más de 2.000 amplificadores de todas las épocas) nos dice que si vas a gastarte entre 150 y 600 euros en un amplificador, has de elegir un buen Vintage, en buen estado. Su naturalidad, exactitud tímbrica, tridimensionalidad y realismo harán que disfrutes realmente y quieras «escuchar más».

Conclusión: nuestra experiencia nos dice que si vas a gastarte entre 150 y 600 euros en un amplificador, has de elegir un buen Vintage, en buen estado. Su naturalidad, exactitud tímbrica, tridimensionalidad y realismo harán que disfrutes realmente y quieras «escuchar más».

Hifilia

4) Reciclaje – Ecología.- Íbamos a poner más abajo esta ventaja, pero dada la velocidad en que se están generando residuos (la buena noticia es cómo nos vamos concienciando todos), la hemos dado más importancia. ¿Es necesario seguir incitando a la sobre-fabricación cuando existen dispositivos en el mercado de ocasión en perfecto estado que suenan incluso mejor? Nuestra opinión a éste respecto también la puedes leer en esta entrada, que estamos encantados de compartir contigo. También puedes leer en dicho artículo nuestra reflexión sobre la obsolescencia programada de la fabricación actual. Es posible que un Vintage bien conservado pueda durarte aún más que uno actual.

3) A mismo precio, mejor sonido.- Como apuntábamos antes, hasta un nivel de precios de 600-800 euros (siempre bajo el prisma de nuestra experiencia personal), es bastante probable que el sonido del Vintage te satisfaga más. 

5) La estética.- Aunque el diseño sea un asunto también subjetivo, nadie puede negar que un amplificador Vintage japonés con vúmetros, de 70 wats. por canal y año de construcción 1978, va a decorar medio salón por sí solo. Esto es tan cierto, que las marcas ya están replicando sus propios diseños vintage en la actualidad.

Aunque muchos diseños modernos son agradables, casi todo el mundo está de acuerdo en que los amplificadores Vintage japoneses y americanos de los 70´s y 80´s son verdaderas preciosidades. Su paneles frontales de aluminio cepillado, el equilibrio y cierta simetría calculada en la distribución de sus botoneras, también de aluminio macizo; sus vúmetros de aguja (vu-meters), las iluminaciones de los Receivers, sus carcasas con acabado en madera noble, etc. denotan la importancia que se les daba a los departamentos de diseño en aquella época. Los de ahora son bonitos, pero…no es lo mismo, ¿verdad?

Por otra parte, todos sabemos la importancia que está ganando la imagen en la sociedad actual. Siempre nos ha gustado lo bello, pero ahora nos gusta también compartirlo. Las nuevas generaciones, principalmente, valoran subir a sus redes estos preciosos dispositivos, comunicando así un estilo estético.

6) Made In…- Sí, a continuación diríamos todos nosotros…Japan, pero existen también soberbios amplificadores vintage americanos, británicos y de muchas partes de Europa (menos usuales). Pues bien, sin intención de devaluar las regiones mayoritarias de fabricación actual, los buenos aficionados saben que en las factorías de los países antes mencionados se fabricaba mucho mejor, al menos estos dispositivos. Así de claro. ¿Por qué? Pues porque había otra cultura de consumo. Y si corría la voz de que tal o cual marca se averiaba con cierta rapidez, simplemente dejaba de vender. En resumen, se fabricaba para toda la vida (y también para toda la vida de sus nietos). 

Pero es que los mismos componentes internos y su proceso de soldadura (a mano casi por completo, por supuesto, sin la posibilidad de las erróneas «soldaduras frías») también se hacían con intención de que duraran toda la vida. No se escatimaba en calidad. La frase: «antes se fabricaba a conciencia», en la alta fidelidad toma más sentido.

ALGUNAS MARCAS, NUESTRAS RECOMENDACIONES.

Como ya hemos comentado en otros artículos, nosotros somos más de elegir modelos concretos, que marcas de por sí. Dentro de una misma buena marca pueden darse modelos que suenan con mucha más solvencia que otros. Por lo tanto, es un asunto para verificar previamente en comparadores de opinión, foros, amigos con cierta experiencia, etc. Nosotros te podemos hacer recomendaciones de modelos concretos completamente revisados y en excelente estado de conservación. Además, tendrás garantía de 1 año.

Sin embargo, te vamos a recomendar algunas marcas de amplificadores Vintage en las que un alto porcentaje de ellos sonarán muy muy bien. Hablamos de SANSUI, AKAI, ROTEL, MARANTZ, PIONEER, TOSHIBA, TEAC, MACINTOSH, NAD, TECHNICS, TRIO, SONY, KENWOOD, LUXMAN, YAMAHA, DENON, JVC, HARMAN KARDON, HITACHI, ARCAM, ONKYO, FISHER, PHILIPS (International) y otras tantas!!

«Nunca he llegado a comprender por qué en el mundo del sonido la gente no se deja llevar por sus sentidos como en el resto de elecciones…¡Fíate de tí! Tan solo pon en orden de marcha tu ‘disfrutador’ y mira qué nivel marca».

Hifilia

REFLEXIÓN SOBRE LOS PARÁMETROS Y MEDICIONES DE LABORATORIO.

En el mundo de la HiFi, así como en cualquier disciplina técnico – científica existen parámetros que son mensurables y otros que todavía no lo son. Cuando yo era más jovencito, iba recopilando catálogos por las tiendas de sonido y no dejaba de comparar los datos que arrojaban unos dispositivos con otros. Eran los 90´s y empezaba una auténtica “carrera sin fin” entre las marcas por mejorar dichos datos y convencer a los clientes. 

Desde nuestro punto de vista, esto tuvo un “efecto colateral” no muy positivo para el sonido. Todos sabemos cuales son los parámetros más conocidos, como Respuesta de Frecuencia, Distorsión Armónica Total, Relación Señal-Ruido, Factor de Amortiguación, etc. Además, a medida que avanza la tecnología van surgiendo nuevos parámetros. Pues bien, las firmas de Hifi no han parado de mejorar dichos parámetros pero…sin importarles demasiado aquello que no se puede medir. Por lo tanto, otros parámetros no mensurables por máquinas han ido quedando a merced de la transformación de aquellos que sí pueden ponerse en un catálogo.

Los veteranos aficionados a la Hifi conocen bien la transformación sonora que esto ha supuesto en los equipos más modernos. Como hemos dicho antes, a partir de un presupuesto, las marcas saben que no vale solo con “dar bien en la báscula”, sino que también tendrán que cuidar que todas esas cualidades no medibles sean de gran satisfacción, ya que el cliente al que va dirigido “tiene un oído más fino”.  Sin embargo, en el consumo-fórmula de gamas bajas y medias se ha perdido en muchos dispositivos la “musicalidad”, la exactitud tímbrica, una escena sonora sincera, etc.

Finalmente, y con respecto a la declaración de Potencia RMS también se puede comprobar con nuestros sentidos que 25-30 wats. de un amplificador Vintage equivalen en “sesión de escucha real” a 60 wats. o más de los actuales. No decimos que las marcas ahora no declaren la potencia real, no somos físicos ni lo pretendemos; tampoco sabemos si varía algo ahora en el establecimiento de dicha medición con respecto a los años 70´s, pero al igual que muchos aficionados nos han comentado, la presión sonora que salen de los mismos altavoces, con los dos ejemplos citados, es parecida. 

Por ello, nos os frenéis cuando veáis un amplificador Vintage que declare 15 wats. RMS (¡o incluso 10 wats.!) @ 8 ohmios, ya que seguro que moverá con solvencia en vuestro salón de hasta 25 m2 altavoces de sensibilidades medias y altas (no hablo de hacer fiestas con 20 personas, sino escuchas normales). Uno de los amplificadores que más alegrías me ha proporcionado ha sido un Philips de mi colección con 8 wats. Por canal a 8 ohms. Tan es así, que no perdí la oportunidad de comprar otro idéntico cuando lo encontré para biamplificar en un futuro 😉

FIATE DE TUS OIDOS, ¡FIATE DE TÍ!

Cuando voy a los grandes almacenes de electrónica hay algo que me sorprende realmente. Si vemos a una persona comprando un televisor, simplemente le pide al dependiente que le encienda varios para poder verlos y decidir ÉL cuál le gusta más. Sin embargo, he entrado en innumerables salas de audición-venta de dichos mismos centros comerciales y la situación que se da es distinta; constantemente el futuro comprador le pregunta al dependiente cuál cree que  es mejor o que “suena mejor”. Nunca he llegado a comprender por qué en el mundo del sonido la gente no se deja llevar por sus sentidos como en el resto de elecciones. También hemos visto pocas veces que a la hora de comprar un perfume alguien le deje esa disyuntiva o consejo al dependiente: nos fiamos de nuestro olfato. ¿Por qué no sucede esto con el audio? ¡Haz lo mismo con tus oídos! ¡Fíate de tí! Tan solo pon en orden de marcha tu “disfrutador” y mira que nivel marca: si estás escuchando música clásica y te emocionas, es que tu “disfrutador” marca alto. Lo mismo si estás escuchando Rock y se te empieza a mover un pie. Con el Jazz se te pondrá una bola de “flow” en el pecho que no te dejará apagar el equipo…¡Es lo mismo que con la televisión o con el perfume!

Incluso te diríamos que lo que suena muy bien para otros a lo mejor no es tu TOP en cuanto a cualidades sonoras. También hay subjetividad aquí, por lo tanto…¡Escucha si puedes y elige!

Nota: no siempre es posible escuchar un amplificador antes de comprarlo, ya que si se hace la compra a distancia, habrá que fiarse de foros, comparadores de opinión, etc. No obstante, desde Hifilia, podemos hacerte una prueba Ad Hoc incluso con una tipología de altavoces parecida a la que tengas y con los temas musicales que nos digas. Te transmitiremos nuestras sensaciones y te ayudarán a elegir, sin duda.

LO MÁS COMPLEJO: COMO ELEGIR Y A QUIEN COMPRAR

Existen plataformas en internet donde comprar un buen amplificador de este tipo. Si te permiten probarlo, hazlo desde el proceso de encendido, esto es, que si al llegar a su casa ya lo tiene sonando, le pidas apagarlo 2 minutos y volver a encenderlo para ver si suenan los 2 canales correctamente. No te olvides de probar independientemente el previo de Phono. Asimismo, prueba todos los controles y comandos, ya que un simple accionamiento de un botón puede denotar averías. Intenta que la prueba dure más de 10 minutos para descartar averías en caliente.

Por otro lado, a través de Ebay contarás con la ayuda y garantía al comprador en caso de que el amplificador venga con algún fallo. Sin embargo, lo que queremos no es comprar y devolver ¿verdad?, sino también quedárnoslo y disfrutar de él por mucho tiempo. Por dicho motivo también te vamos a aconsejar que repases las votaciones y analices el comportamiento de dicho vendedor en el pasado. Esto es clave para saber el grado de cautela que tiene al probar los equipos.

Aquí debemos hacer una advertencia: es bastante frecuente encontrarnos con amplificadores vintage a los que se les han realizado sustitución de componentes. Si estas sustituciones se han realizado por técnicos titulados, no debemos preocuparnos. Pero no siempre es así. Pensemos que son productos con casi 50 años que en muchos casos han pasado por varios hogares, etc.

En muchas ocasiones nos hemos encontrado con amplificadores a los que se les habían realizado transformaciones que si bien no habían hecho que dejaran de funcionar, sí que ya no nos encontrábamos ante la calidad y el sonido originales.

En Hifilia disponemos de un departamento técnico que  limpia y revisa en profundidad todos los equipos para asegurarnos que sus componentes son 100 % originales y las mediciones de los componentes que puedan acusar el paso del tiempo son correctas y se encuentran “dentro de rango”.  Se prueban todas las funciones y comandos incluso durante horas para descartar las averías intermitentes e incluso las averías en caliente. Puedes acceder desde aquí a todos nuestros Amplificadores Vintage.

Te deseamos suerte en tu búsqueda y ya sabes que estamos a tu disposición a través del chat de nuestra web.

Abrazos desde Hifilia.

8 comentarios en «¿Amplificador Hi-Fi Vintage o Amplificador Hi-Fi Moderno?»

  1. HOLA ME GUSTA MUCHO LA MUSICA TENGO 45 AÑOS Y APENAS TENGO UN EQUIPO KENWOOD KA 701 , UN TUNER KENWOOD KT 615 , UN ECUALIZADOR PIONEER GR 333 , REPRODUCTOR DE CD SONY , BOCINAS SONY A 8 OHMS QUE ME PUEDEN RECOMENDAR

    1. Hola Omar, para hacerte alguna recomendación necesitamos más información (por ejemplo sobre tus gustos y tu sala). Puedes enviarnos un whatsapp (658162487) o simplemente dar click en la imagen de whatsapp que te aparece en la web 🙂

    1. Hola Paco para hacerte alguna recomendación necesitamos más información. Puedes enviarnos un whatsapp (658162487) o simplemente dar click en la imagen de whatsapp que te aparece en la web. Un saludo

      1. Gracias por su contacto. Necesitaríamos más datos como saber precio de venta, estado del artículo, si es un proveedor de confianza…

  2. Hola quisiera vuestra valiosa opinion sobre el ampli Toshiba SB-230 de los 70 que estoy apunto de comprar revisado por 250 euros que tal es?
    Muchas gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X